Instrumentos Mucha Música

Beneficios de aprender a tocar un instrumento musical a partir de 50 años

Nunca se es demasiado viejo para comenzar esta travesía musical. Los adultos mayores deben encontrar nuevas cosas que aprender para mantener su cerebro activo y saludable. Con más tiempo en tus manos, tienes una oportunidad única de aprender el dispositivo que siempre quisiste aprender.

Sin embargo, debido a la falta de visión, problemas de destreza y otros problemas de salud relacionados con la edad, aprender un instrumento puede parecer demasiado desalentador. En este artículo, veremos más de cerca algunos de los fantásticos beneficios para la salud que vienen con el aprendizaje de un instrumento musical.

Además de dar una sensación de logro, aprender a tocar un instrumento musical tiene muchos beneficios físicos y mentales. Desde una mejor respiración hasta una mayor agudeza mental, hay muchas razones por las que deberías considerar aprender a tocar un instrumento.

Beneficios físicos

La música en sí misma puede mantener la calma, afectando nuestras emociones, bajando el ritmo cardíaco y la presión sanguínea. Aprender a tocar un instrumento lleva estos beneficios un paso más allá, permitiéndole crear música calmante. Aprender a hacer música enfoca tu mente en una actividad positiva y lejos de tus preocupaciones. Esto, a su vez, puede aliviar el estrés y reducir la presión arterial.

Mejora de la audición

Según los estudios, los músicos pueden elegir voces y sonidos específicos en un ambiente ruidoso. Esto se debe a que tocar música puede mejorar drásticamente su audición. Refina tu capacidad auditiva y te enseña a aislar los diferentes sonidos a medida que se producen. A medida que envejece, la audición puede volverse problemática, por lo que tocar música puede ser una estrategia para combatir este declive.

Mejora de la postura

Muchos instrumentos musicales requieren una postura específica para ser tocados correctamente. Adquirir el hábito de mantener una buena posición puede tener numerosos beneficios para la salud. Después de un tiempo, encontrará que su postura ha mejorado. Una buena postura puede reducir el dolor de cuello y espalda, ambos comunes entre los adultos mayores.

Aumento de la actividad física

Ya sea que estés tocando el piano, la guitarra o un instrumento de viento, tus músculos del brazo y la espalda estarán trabajando para sostener el instrumento. Cuanto más difícil o físicamente exigente sea el instrumento, más calorías quemarás. Por ejemplo, tocar la batería es un ejercicio cardiovascular.

Selección de guitarras:

Mejora de la respiración

Las actividades relacionadas con la ejecución de un instrumento, como soplar o cantar, requieren una respiración profunda del diafragma. Practicar la respiración profunda es una maravilla para fortalecer los pulmones y el sistema respiratorio. Según las investigaciones, tocar la armónica puede ayudar a prevenir enfermedades pulmonares. Dado que las enfermedades pulmonares son uno de los principales problemas de la generación mayor, el aprendizaje de un instrumento de viento puede tener muchos beneficios.

Ver instrumentos de viento:

Beneficios mentales

Siempre se ha sabido que el acto de aprender algo nuevo es bueno para el cerebro, y lo mismo ocurre con el aprendizaje de un nuevo instrumento. Tocar un instrumento se compara con hacer un ejercicio cerebral que puede mejorar el rendimiento, la memoria y la salud mental general. Incluso hay pruebas de que la música puede ayudar a un paciente con un derrame cerebral a recuperarse y retrasar la aparición de la demencia.

Mejora de la coordinación

Dependiendo del instrumento que decida aprender, deberá desarrollar habilidades de coordinación entre sus manos, dedos y pies mientras mantiene el ritmo. Además, tendrás que ser consciente de tocar los tonos correctos, lo cual puede ser un desafío. Sin embargo, con la práctica, tus habilidades motoras mejorarán drásticamente. Una mejor coordinación significa un menor riesgo de caídas y un mejor equilibrio general.

Ver selección de pianos:

Mejora de la concentración

La concentración es necesaria cuando se trata de aprender cualquier instrumento. Con todas las partes del cerebro concentradas en el aprendizaje de esta nueva habilidad, desarrollará una mejor concentración en la vida diaria. La capacidad de concentrarse en una actividad a la vez durante períodos prolongados le beneficiará a la hora de enfrentarse a los retos de la vida.

Mejores habilidades de organización

Aprender un instrumento musical requiere mucho tiempo y cumplir con un horario. Aprender a seguir una rutina consistente enseña disciplina y manejo del tiempo, que son habilidades valiosas para la vida. Con una mejor gestión del tiempo, podrás organizar tu vida de manera que utilices tu tiempo en lugar de desperdiciarlo.

También hay numerosos beneficios emocionales al aprender un instrumento musical, incluyendo un sentimiento único de logro personal. No hay nada como ser capaz de tocar tu canción favorita por ti mismo. Alcanzar tal hito da una enorme sensación de autoconfianza que es esencial, especialmente entre los adultos mayores.

Aprender un instrumento musical también te da la oportunidad de ser creativo y expresarte a través de tu música. Usar la música como una salida para las emociones negativas puede ayudarte a mantenerte sano mental y emocionalmente a pesar del estrés que sientes diariamente.